viernes, 31 de marzo de 2017

GALLETAS DE CACAHUETE - RETO COCINILLAS

Último día de mes y publicamos receta para el reto cocinillas. Esta vez la encargada de escojer receta ha sido Bea y nos propuso unas galletas de cacahuete. Muy fáciles de hacer y si os gusta el cacahuete os encantarán porqué tienen un potente sabor a este fruto seco.

Como siempre la receta original lleva demasiada grasa y demasiado azúcar y cambié las cantidades para adaptarlas a mi gusto, pero esta vez la receta se presta poco a tunear y está casi tal cual a como la hace Lorain. Eso sí, le puse piñones por encima en vez de trocitos de cacahuete y las mías son gorditas y no extraplanas como las de su foto. 

Además hice el doble de cantidad aunque en manteca de maní no usé ni la mitad, al igual que de azúcar. La cuestión, con estas proporciones quedaron buenísimas y salieron un montón de galletas :-)

Hice una caja entera que se llevó mi marido a la oficina y volaron en un pispas :-) o sea que imagino que los arreglos fueron una mejora ;-)

Espero que os gusten!


Ingredientes:

250 gr. mantequilla
225 gr. de azúcar moreno
2 huevos
1 cucharada de estracto de vainilla
450 gr. de harina todo uso
1 cucharadita de bicarbonato
250 gr. mantequilla de cacahuete
1 puñado de piñones



Cómo se hace?

En un cuenco mezclar la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar y batir hasta que doble su volumen y quede una mezcla esponjosa.


Añadir los huevos y la vainilla y seguir batiendo hasta integrar bien.

Incorporar la harina y el bicarbonato y mezclar bien, ahora con las manos. Cuando esté la mezcla homogénea agregar la mantequilla de cacahuete y amasar con las manos pero sin manosearla demasiado porqué la mantequilla empezaría a fundirse.

Bolear y guardar tapada con un plástico en la nevera una hora.




Calentar el horno a 170º

Coger pequeñas porciones de masa un poco más grandes que una nuez y hacer bolitas. Disponerlas encima de una placa de hornear forrada con un papel vegetal aplastándolas un poquito y separadas entre sí porqué crecen un poquito.

Poner unos cuantos piñones encima de cada galleta. 

Quizás tendría que haber pintado por encima con un poco de huevo batido antes de ponerlos para evitar que se cayeran después de horneadas las galletas pero yo no lo hice y se caían sólo con mirarlos. 

Hornear 10/12 minutos hasta que estén doraditas. Al sacarlas tienen que estar aún blanditas y luego al enfriarse se ponen duras.


Hay muchos tipos de mantequilla de cacahuete. Yo compré una ecológica que además tiene diferentes texturas. Para esta vez compré la versión Crunchy, en la que los cacahuetes no están muy molidos y le da una textura fantástica a las galletas porqué encuentras los trocitos de fruto seco y aporta mucho sabor.

Si queréis ver el resto de versiones de mis compañer@s de reto os dejo sus blogs.

María José de Aquí se cuece jugando